Diamantes de sangre

La caza de diamantes en Sudáfrica no ha significado riqueza, sino miseria y la sangre de muchos habitantes.

Es hermoso, deseado, anhelado por mujeres y hombres en todo el planeta. No cabe duda que los diamantes son uno de los minerales que gozan de mayor popularidad. Su belleza y valor lo hacen un objeto de deseo.

África, sabemos bien, es un continente rico en recursos animales y minerales, la riqueza del subsuelo lo ha vuelto un continente miserable para sus habitantes. La industria y explotación de los diamantes es una de las principales causas. Para muchos países del continente negro, la búsqueda de este mineral precioso, se ha vuelto motivo de muerte y miseria.

IMAG1

Son cientos de millones de dólares los que se generan del comercio ilícito de diamantes, en algunos países africanos, ganancias que van a parar a manos de las guerrillas y los ejércitos que hacen trueque de diamantes por armas. En Angola, Sierra Leona y la República Democrática del Congo, se han convertido en la fuente principal del financiamiento de movimientos armados, generando muerte y destrucción, debido a que los beneficios de comercializarlos, se traduce en guerras sociales más duraderas y sangrientas.

Las guerras sociales y civiles entre tribus de países africanos, aunadas a motivos raciales y diferencias políticas, son alimentadas por la riqueza que generan los diamantes. Por ello es que los mismos gobiernos, apoyan y respaldan los actos de crueldad de las guerrillas, en su hambre se obtener más diamantes y venderlos al mejor postor.

En el Congo, país rico en diamantes, cerca de un millón de hombres y mujeres sobreviven del mercado de este mineral. En otros países como Angola, movimientos rebeldes luchan a muerte contra el gobierno por el control de los recursos naturales del país.

A pesar de ser un continente rico en recursos, su población se encuentra en la miseria, al borde de la muerte a causa del hambre y de la guerra, esclavizada por la guerrilla y forzada a trabajar en las minas.

Millones de africanos han muerto por culpa de los diamantes, los diamantes de sangre.

imagen3

El comercio ilegal de diamantes alimenta a la guerra: con el dinero se compran armas, se pagan mercenarios y se corrompen gobiernos, en tanto las consecuencias las pagan las poblaciones, con sufrimiento y pobreza sistemática.

Organizaciones internacionales exigen al continente africano y al resto del mundo, controles legales y rígidos sobre la comercialización y distribución de diamantes. Ya que la explotación de estos, está provocando genocidios en África.

Una legislación internacional rigurosa, permitiría controlar el comercio ilícito, pero existen intereses en juego que son demasiados, y muy pocos parecen dispuestos a poner en riesgo un negocio que factura alrededor de 50 mil millones de dólares al año.

En el mundo se dice que “los diamantes son para la guerra” y las cosas así lo demuestran, la sangre de millones de inocentes se ha derramado a causa de su belleza, millones son explotados para que, en algún lugar del mundo, una novia enamorada quede asombrada con su nuevo anillo de compromiso…

@losojosdecuervo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .