Muerte inmisericorde para el asesino de John F. Kennedy

Tras el magnicidio del entonces Presidente de los Estados Unidos (John Fitzgerald Kennedy) en el año de 1963, su presunto homicida enfrentó a la muerte 49 horas después de haber cometido el asesinato. El acusado fue víctima de un balazo, mientras era trasladado a prisión. Oswald Lee Harvey tenía 24 años y se declaraba comunista, perdió la vida a las 13:01, en el mismo hospital donde el expresidente Kennedy falleció días antes.

El asesino de Oswald fue Jacob Leon Rubenstein, propietario de un cabaret, quien se vio muy conmovido con la muerte de Kennedy. Como consecuencia, Jack decidió provocar un confuso incidente que logró ser captado por cámaras de televisión. En medio de la multitud llena de periodistas y autoridades policiacas, apretó el gatillo de una pistola, apuntando directo al vientre de Oswald, arrebatándole la vida. No hubo alguien que mostrara compasión mientras Lee agonizaba, tendido afuera de la casa consistorial, su muerte causó misterio en todo el país norteamericano. “No maté al presidente, no maté a nadie”, fueron las últimas declaraciones, antes de ser asesinado.

La última reacción de Lee Harvey fue un grito de angustia, al mismo tiempo que su cuerpo se desvanecía hacia el pavimento, para después quedar en completa inmovilidad. Los policías que presenciaron el acto, en seguida se fueron contra Rubenstein y lo arrojaron al suelo, el sombrero de fieltro que portaba el agresor, con sus iniciales, salió volando y terminó revolcado en la tierra.

En el mes de noviembre, Oswald fue culpado de la muerte del Presidente John F. Kennedy , el homicidio se llevó a cabo mientras el mandatario estadounidense se encontraba en un desfile en la ciudad de Dallas, Texas. En el atentado resultó herido el gobernador de Texas, John Connally, quien iba en el mismo automóvil de Kennedy y durante el intento de escape, el asesino también mató a balazos al policía J.D. Tippit.

Existen diversas teorías sobre el magnicidio de Kennedy, algunas proponen conspiraciones, que podrían vincular a organizaciones como el Sistema de Reserva Federal, la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la KBG Rusa, la mafia, el FBI y la Organización Masónica.

En el año 2011, The New York Times, publicó que la Comisión Warren no realizó la debida investigación para determinar que Oswald contó con el apoyo de  cómplices y no se estudiaran las piezas clave de la evidencia, como la cinta del civil Abraham Zapruder, en donde filmó el paso de la limusina presidencial y el acontecimiento del atentado hacia F. Kennedy.

Fuente:

Prensa Libre

@LosOjosDeCuervo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .