La psicopatía de la fama

La fama siempre trae consigo cosas geniales y divertidas; tales como dinero, cortesías, invitaciones y un sinfín de privilegios que hacen de la vida de un famoso algo inigualable, sin embargo, existe un precio que la fama casi siempre cobra: la privacidad. Las personas siempre pierden ese aspecto de sus vidas, conforme comienzan a ser conocidas y reconocidas, en más y más lugares. Los fans siempre representan un aspecto fundamental en la vida de un famoso ya que ellos hacen posible la fama, sin embargo, en algunas ocasiones llegan a ser incómodas las solicitudes de autógrafos o fotografías.

Uno de los fans más conocidos de la historia es sin duda Mark David Chapman, asesino de, nada más y nada menos que John Lennon, ex integrante y fundador de The Beatles.

Lennon nació en Liverpool, Inglaterra, el 9 de octubre de 1940.En 1960 fundó los Beatles, la cual fue una de las bandas más comercialmente aclamadas de todo el siglo XX. A finales de esa década la banda se desintegraría y comenzaría una carrera como solista. Además de músico fue un activista por la paz, lo cual lo llevaría a varios conflictos con el gobierno de Richard Nixon. Durante un tiempo salió de la escena musical para cuidar al bebé que tuvo con su esposa Yoko Ono, sin embargo, regresaría un tiempo después.

El 8 de diciembre de 1980, Lennon salió de su casa por la mañana para dirigirse al estudio de grabación Record Plant Studio con su esposa, cuando un hombre se acercó a pedirle un autógrafo a lo que él con gusto accedió, después de eso ambas partes siguieron su camino. En la tarde, cuando Lennon volvía a casa, el mismo hombre lo esperaba en la entrada del Edificio Dakota, lugar donde residía John, sacó un arma y le disparó en cinco ocasiones. Lennon fue trasladado en ambulancia al St. Luke’s-Roosevelt Hospital Center, donde moriría al llegar. El 10 de diciembre Lennon fue cremado y las cenizas fueron entregadas a Yoko, la cual no quiso realizar ningún tipo de homenaje.

Recientemente, Mark David Chapman, el cual dijo tener mente sociópata, declaró que la razón del asesinato fue, simplemente, que quería ser famoso. Una razón demasiado incongruente considerando que eliminó a uno de los músicos más importantes de la historia.

Chapman actualmente cumple una condena de cadena perpetua, sin embargo, ha solicitado nueve veces la libertad condicional, misma que se le ha negado en todas ellas.

@losojosdecuervo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .