El genio vs Hitler

Sin duda, Albert Einstein fue una de las eminencias científicas más grandes que ha dado este planeta, toda una autoridad intelectual del siglo XX. Nacido en Alemania en 1879 y judío por herencia, es el físico más popular y el intelecto detrás de la teoría que rige nuestro universo. A sus cortos 26 años, cuando era un joven científico trabajador de la Oficina de Patentes de Berna, publicó su teoría de la relatividad especial, donde incluyó varios conceptos antes estudiados y además daría paso a la deducción de la teoría física más conocida:  la equivalencia masa-energía: E=mc².

En 1919, después de un eclipse solar, sus teorías de la curvatura de la luz fueron comprobadas y Albert fue idolatrado por la prensa mundial. Para 1921 recibió el Premio Nobel por sus contribuciones a la física y no por su teoría de la relatividad, ya que se temía pudiera ser errónea.

Desgraciadamente para Einstein, sus raíces judías lo convertían en un blanco para la Alemania Nazi, ya que, aun siendo un intelectual, era perseguido por las tropas de Hitler. En 1932 tuvo que abandonar Alemania y se dirigió a Estados Unidos, donde se dedicó a la docencia en el Institute for Advanced Study. Para 1940, Einstein ya se había nacionalizado norteamericano.

Uno de los intentos por deslegitimar el trabajo de Einstein, ocurrió cuando el excéntrico físico Hans Hörbiger planteó su teoría del “Hielo Universal”. En esta teoría, Hans menciona que la vía láctea está conformada por pequeñas fracciones de hielo, las cuales fueron creadas cuando un gran témpano de hielo se estrelló con el sol para dar origen a la galaxia. Los Nazis toman esta teoría y la convierten en la cosmología oficial del estado, debido a que Hörbiger era un simpatizante nazi.

Esta teoría refleja el egoísmo Nazi ya que ellos, provenientes del hielo, se identifican con tal teoría y tratan de expandirla por todos los lugares, sin éxito, ya que es algo demasiado infundado.

Científicos alemanes fundaron una organización con la finalidad de atacar al físico nacionalizado estadounidense, incluso publicaron un libro titulado “Cien autores en contra de Einstein” a lo que el genio contestó “¿Por qué cien? Si estuviera equivocado, bastaría con uno solo”.

El 16 de abril de 1955, Albert Einstein murió debido a una hemorragia interna causada por la ruptura de un aneurisma de la aorta abdominal.

@losojosdecuervo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .