Joseph Kallinger, “El Zapatero”

Joseph creía que la voz de Dios le pedía que asesinara, su locura lo llevó a matar a uno de sus hijos, además de cometer muchas otras atrocidades. Fue un asesino serial que utilizó a su hijo Michael, de 13 años, para perpetuar sus crímenes.     

                                                                      

Joseph nació en 1937, al poco tiempo de nacer fue puesto en adopción, cuando su padre abandonó a su madre. A los dos años lo adoptó una familia que abusaba de él, sus padres adoptivos lo encerraban, golpeaban y le hacían pasar hambre.

Los malos tratos de su familia le causaron una hernia a los 6 años, siendo humillado cuando regresó del hospital por este mal. Lamentablemente, la violencia no quedó limitada a su esfera familiar, pues a los 9 años abusaron sexualmente de él unos niños del vecindario y por temor a las consecuencias no los acusó.

Durante su juventud quiso ser escritor de obras de teatro, asistía todos los sábados al teatro de su pueblo y ahí conoció a Hilda Bergman, con quien se casó y tuvo dos hijos. El matrimonio no duró por el comportamiento violento de Kallinger.

El divorcio lo llevó por una espiral de estrés, culminando en su hospitalización. Tiempo después se casó con su segunda esposa y tuvo 5 hijos.

Aparentaba ser un buen padre, pero con el paso del tiempo el zapatero comenzó a ser mentalmente inestable. Intentó incendiar su casa en varias ocasiones, además abusaba de sus hijos y tenía comportamientos suicidas.

Aunque fue llevado a juicio por su comportamiento errático, no fue sentenciado. En cambio, se le diagnosticó con paranoia y esquizofrenia, terminando internado en un hospital psiquiátrico.

Su locura no fue curada, Kallinger creía que Dios le hablaba, pidiéndole que asesinara y desmembrara los genitales de niños.

Decidió obedecer a “Dios” y con su hijo Michael asesino a José, un niño puertorriqueño de 9 años, para luego ahogar a su propio hijo, Joseph Jr que lo había acusado de abuso.

Posterior a estos homicidios, su hijo y él viajaron a otros pueblos para robar, torturar y abusar de otras víctimas. Su ola de terror terminó cuando entraron a una casa en Leonia, donde abusaron sexualmente y asesinaron a Maria Fasching, además de mantener de rehenes a 8 personas más.

Cuando abandonaron la escena del crimen dejaron una playera ensangrentada y un cuchillo, objetos utilizados por la policía para localizarlos.  

Padre e hijo fueron juzgados y encarcelados en 1975.

Michael fue puesto en libertad a los 25 años, porque se creía que había sido coaccionado por su padre para cometer los delitos, mientras que a Kallinger se le impuso una pena de 40 años, aunque no duró mucho tiempo en prisión y fue canalizado a un hospital psiquiátrico en el que murió a los 59 años.

Fuentes

https://murderpedia.org/male.K/k/kallinger-joseph.htm

@losojosdecuervo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .