El caso reabierto de Helena Jubany

Notas anónimas, somníferos y un asesino. Esos son sólo algunos de los misterios que envuelven el caso de la joven bibliotecaria Helena Jubany, quién fue asesinada en 2001.

Helena Jubany tenía 27 años, había estudiado periodismo y se encontraba trabajando como bibliotecaria en Sabadell, España. Su cuerpo desnudo y con rastros de quemaduras fue localizado el 2 de diciembre de 2001.

Se desconocía de su paradero desde el 30 de noviembre, pues había faltado a su trabajo en la biblioteca y no se había reunido con una de sus amigas, sin embargo, las alarmas comenzaron a sonar cuando faltó a la comida que tenía con sus padres, quienes dieron aviso a las autoridades y posteriormente identificaron el cuerpo de Helena.

Rápidamente se descartó el suicidio como causa de muerte, ya que su cuerpo tenía grandes cantidades de benzodiacepina, un somnífero. Esa no fue la primera vez que había sido drogada de esta manera, de hecho, días antes había recibido notas anónimas que le ofrecían bebidas adulteradas.

La primera nota la recibió el 17 de septiembre, en ella le invitaban una botella de horchata, la bebida predilecta de Helena. Si bien nunca tocó la horchata, cuando llegó la segunda nota el 9 de octubre, donde le ofrecían un zumo de melocotón, por curiosidad la bebió y quedó atontada durante todo el día.

Cuando despertó llevó el resto del zumo a un laboratorio para que lo analizaran y descubrió que tenía somníferos. Posterior a su muerte, la policía comenzó a sospechar que el autor de las notas anónimas era el posible homicida.

De acuerdo con investigadores, las notas fueron realizadas por dos personas que probablemente conoció en la Unión de Excursionistas de Sabadell (UES), dejando a Montserrat C., Ana E., Xavi J., Jaume S. y Santiago Laiglesia como posibles sospechosos. Montserat fue encarcelada al coincidir su letra con la de las notas, en prisión se suicidó al poco tiempo, dejando una nota donde declaraba no ser la autora material de la muerte de Helena.

Cuando Montserrat murió, la investigación se quedó estancada, aunque existían grandes sospechas de que Santiago Laiglesia, el novio de Montserrat era culpable del homicidio.

No fue hasta junio de 2020 que la investigación fue reabierta a tan sólo un año de prescribir. Ahora no solo la familia de Helena y Montserrat pide encontrar al verdadero culpable, sino también gran parte de la sociedad española.

Fuentes

https://www.elconfidencial.com/espana/2020-08-10/muerte-helena-jubany-juez-reabre-investigacion_2708795/

@LosOjosDeCuervo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .