Los ladrones que ganaron el corazón del pueblo: Bonnie y Clyde

Todos conocemos la historia del Guasón y Harley Quinn, una conmovedora historia que ha pasado de generación en generación, y ha sido muy aplaudida por el público por su “romántica” historia; pero ¿qué dirías si te dijera, que esta historia no está tan fuera de la realidad?

Durante los años 30, en Texas, una pareja de ladrones se hizo muy famosa, entodo Estados Unidos y gran parte de Latinoamérica, y, aunque nada terminó bien para ellos, después de 90 años de su muerte, aún siguen siendo tema de conversación en la sociedad.

Bonnie nació en Texas el 1 de octubre de 1910, su padre falleció cuando ella tenía 4 años y se vio forzada a vivir con sus abuelos en Dallas. Bonnie era una niña lista, con gran pasión por la literatura y la poesía.

A los 16 años se casó con un joven de nombre Roy, pero su vida no fue lo que esperaba, ya que sólo obtuvo sufrimiento y malos tratos, así que cuando Roy fue detenido por asesinato, Bonnie aprovechó para escapar, pedir el divorcio y conseguir un trabajo como mesera.

Clyde nació el 23 de mayo de 1909 y era el quinto de siete hermanos de una familia pobre de Dallas. A los 17 años empezó su vida de delincuente haciendo pequeños robos que le ayudaban a conseguir algo que comer y pagar las deudas familiares. 

El 5 de enero de 1930, ambos jóvenes se conocieron en el bar donde ella trabajaba. Para esta fecha, Clyde ya había pisado la cárcel 2 veces. Él tenía 20 años y ella 19.

Bonnie compartió con Clyde su pasión por las letras, enseguida se enamoraron y él decidió dejar su carrera delictiva y adquirió el deseo de empezar una nueva vida y encontrar un trabajo honrado.

A los tres meses de conseguir trabajo en una construcción, Clyde lo dejó y cometió un robo que lo llevó a la cárcel por tercera vez. La necesidad de estar juntos quedó reflejada en unas desgarradoras cartas que obligaron a Bonnie a hacer llegar una pistola a Clyde para escapar.

El joven fue detenido poco tiempo después, esta vez, obligado a hacer trabajo forzoso y a soportar malos tratos y violaciones contínuas por parte de otro recluso,sin que las autoridades intervinieran. Clyde decidió poner fin a aquella situación y asesinó a su agresor golpeándolo con una tubería. Dos años después, salió en libertad condicional.

Clyde retomó su carrera criminal y Bonnie se unió a él, Pero la chica no tardó en ser capturada. Después de ser liberada cometieron numerosos robos en tiendas y gasolineras, atracaron bancos, e incluso, asesinaron a 9 personas, todos ellos agentes policiacos.

Siempre se encontraban al volante de su Ford V8 robado, un vehículo rápido e ideal para huir durante las persecuciones, también iban armados con varios fusiles automáticos.

Según fuentes, se les atribuyen un mínimo de 12 asesinatos y varios atracos. Entre sus logros más extravagantes se encuentra el de liberar a 5 reos de la prisión de Eastham, Texas.

En 1934, la policía, harta y cansada de los fallidos intentos por capturarlos, pidieron ayuda a Frank Hamer, un agente estadounidense y participé de los Texas Ranger, para detener a los Romeo y Julieta del crimen.

En mayo de 1934, Hamer, habló con el padre de Henry Methvin, un veinteañero con un historial criminal muy extenso y amigo cercano a la pareja, y prometió el perdón de todos los crímenes cometidos por su hijo en Texas, a cambio de que lo llevaran hasta Bonnie y Clyde. Tras cerrar el trato con las autoridades, la familia de Methvin informó de que la pareja tenía pensado reunirse en su granja familiar.

Exactamente, el 23 de mayo de 1934, precisamente el día en que Clyde cumplía 25 años, Frank Hamer inicio la misión de detenerlos con la ayuda de 5representantes de la ley. Bonnie y Clyde fueron abatidos cuando se dirigían a su casa. Los policías dispararon toda la munición de sus escopetas, fusiles automáticos y pistolas. Los legendarios criminales murieron en el acto.

Clyde murió primero de un disparo en la cabeza, y el mismo Hamer se encargó determinar con la vida de Bonnie, quien no paraba de gritar, el agente se acercó al vehículo y le disparó a la indefensa joven en distintas ocasiones.

«Odio reventar la cabeza a una mujer, especialmente cuando está sentada, pero si no hubiese sido ella, habríamos sido nosotros».

– Frank Hamer

Los cuerpos de los fugitivos quedaron destrozados; se dice que el cadáver de Bonnie había recibido 57 impactos, mientras que el de Clyde recibió 51.

«Vi a Bonnie caerse por la puerta abierta, una joven hermosa y pequeña que es suave y cálida, con el pelo cuidadosamente arreglado y un ligero perfume que contrasta con el olor a pólvora quemada y el olor dulce e irreal de la sangre».- Agente testigo

Bonnie y Clyde tuvieron un funeral como si de estrellas de cine se tratara. Fue el broche de oro de una vida que terminó igual que como había empezado, con armas.

«No hay nada más que decir, se acabó, la justicia y el orden han hecho su trabajo».- Medios de comunicación

Los poemas que escribió Bonnie fueron la guía de muchas películas, libros e historias que se seguirían contando sobre estos 2 ladrones, los más famosos son: «La historia de Bonnie y Clyde» y «La historia de Suicide Sal«.

Te dejamos el siguiente enlace por si estás interesado.

(05)

Fuente:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.